fbpx

Visado de inversor

El pasaporte comunitario siempre es la opción más fácil y rápida para emigrar a España. Y muchos creen que es la única vía legal de hacerlo. Pero no es así. Entre las otras opciones, hay tres que no suelen ser tenidas en cuenta por los argentinos: vivir de renta, invertir, crear una empresa.

Sí, entrar en España por la puerta grande ya no es un opción solo para ricos. Argentina está tan cara en dólares/euros que una familia de clase media acomodada podría vender su patrimonio y radicarse en España con residencia legal. Para eso deberá pedir la llamada “Golden Visa”, que en realidad son distintos tipos de visado.

En MBT Abogados gestionamos la Golden Visa para argentinos, así como realizamos consultas por videoconferencia en las que analizamos qué tipo de visado es el adecuado para cada cliente. Más información aquí.

 

Dos ejemplos ficticios, o no tanto

Antonella y Martín viven en Buenos Aires, tienen dos hijos, de 12 y 9 años, y una empresa que les genera una ganancia estable de 5.000 dólares mensuales. Con esos ingresos, están en condiciones de obtener la visa por residencia no lucrativa para toda la familia.

Alberto es emprendedor. Siempre ha creado empresas en Argentina, algunas funcionaron y otras no. La última que tuvo la vendió por 240.000 dólares. Tiene un proyecto en mente, pero no está seguro de implementarlo porque le preocupa la estabilidad política de Argentina. Por ese monto de inversión, e incluso menos, podría solicitar un visado de residencia de inversor en España y presentar su proyecto de emprendedor.

Estas son las tres maneras de radicarse en España que nadie le contó:

 

1) Vivir en España sin trabajar

Es el visado de residencia no lucrativa y se otorga temporalmente por un máximo de año, que posteriormente se puede renovar. Para solicitar este visado hay que contar con ingresos periódicos o bien con capital suficiente para mantenerse económicamente.

El monto mínimo de ingresos para el 2018 son 2.151,36 euros mensuales para el solicitante y 537,84 euros para cada miembro del grupo familiar. Por lo tanto, una familia de cuatro deberá demostrar ingresos mensuales por 3.765.88 euros o bien un tener ahorrados 45.178 euros y utilizarlos para vivir, si la visa se pidió por un año.

Es importante tener claro que este visado es para residencia no lucrativa, y por eso se exige demostrar ingresos suficiente para los gastos de manutención “sin necesidad de desarrollar ninguna actividad laboral o profesional”. Esta visa no sirve para freelancers que trabajan a distancia porque al residir y trabajar en España -aunque sea a distancia y para el extranjero- deben tributar en España. Y entonces necesitarán una residencia que los autorice a trabajar. Por eso, para solicitar esta visa no sirve demostrar ingresos de trabajos realizados a distancia.

Para solicitar visado de residencia no lucrativa también se debe acreditar vivienda en España, ya sea con contrato de alquiler, escritura pública de propiedad o acta notarial de la persona con la que va a residir.

El resto de los requisitos son los generales y se explican más abajo.

 

2) Invertir

Se puede obtener residencia en España por cualquiera de estas inversiones:
– 2 millones de euros o más en deuda pública del Estado español
– 1 millón de euros en acciones de empresas españolas
– 1 millón de euros en depósito bancario en un banco español
– 500.000 euros en bienes inmuebles, que no tiene que ser necesariamente invertido en un solo inmueble. Se puede comprar uno, en el que vivir, y uno o dos más para alquilar.

El visado de residencia para inversores es por un año. Aquellos que quieran vivir por un período superior deberán solicitar posteriormente una autorización de residencia para inversores. Para ampliar la visa deberá haber mantenido la inversión realizada y haber viajado al menos una vez a España durante el período de vigencia de la visa de inversor.

Los requisitos para este visado, además de los generales, son demostrar que se ha hecho la inversión. Para algunas inversiones, es posible que se soliciten más requisitos.

 

3) Emprender

Esta opción está emparentada con la anterior, de hecho se solicita también el visado de residencia para inversores. La diferencia es que en lugar de invertir y quedarse de brazos cruzados se trata de crear una empresa que cumpla al menos una de las siguientes condiciones: creación de puestos de trabajo, impacto socioeconómico en la zona que se desarrolla la actividad, aporte relevante a la innovación.

Es importante destacar que en el caso de visado por creación de una empresa no se exigen montos mínimos de inversión sino que se estudia cada proyecto empresarial. Es por eso que es posible obtener el visado haciendo inversiones menores que las previstas para bienes inmuebles, acciones y deuda pública. El proyecto empresarial deberá contar con un informe favorable de de la Oficina Económica y Comercial del área donde se realizará.

 

Requisitos generales

Estas tres maneras de residir en España tienen unos requisitos generales:

– Contar con un seguro de enfermedad: Los visados no dan derecho a la sanidad pública española, por lo tanto se exige contratar un seguro privado con una entidad aseguradora autorizada para operar en España. Para evitar malentendidos, los seguros de viajes del tipo Assist Card no sirven para estos casos. Hay que contratar un plan de salud con lo que en Argentina se llama “prepaga” y en España “mutua”. Y será mejor hacerlo con una de España, porque es acá donde tendrá que utilizarse.
– No encontrarse irregularmente en territorio español.
– No tener antecedentes penales en España ni en los países en los que se haya vivido en los últimos cinco años.
– No padecer enfermedades que pueden tener repercusiones de salud pública graves. La lista se detalla en el Reglamento Sanitario Internacional de 2005.

Los visados se solicitan en el consulado español en Argentina. Es un gestión que se puede hacer en forma individual, aunque el asesoramiento de un despacho de abogados especializado lo hace más fácil, y es casi imprescindible para gestiones como tener una vivienda en España antes de venir, ya sea de alquiler o compra. En nuestro despacho se puede recibir asesoramiento sobre el tipo de visado que se ajusta mejor a cada perfil y una detallada explicación sobre el proceso de solicitud y pasos a seguir. Si el interesado vive en Argentina se atiende consulta por videoconferencia. 

 

¿Y cuándo se termina la visa qué pasa?

Un año duran estos visados, y se pueden ir renovando hasta llegar a cinco. ¿Después hay que marcharse? No. Los ciudadanos de Latinoamérica pueden solicitar la nacionalidad española luego de dos años de residencia legal en España. Además, residir en España legalmente y de manera continuada durante cinco años da derecho a solicitar la residencia de larga duración.

Estas son las opciones para quienes dispongan de cierto patrimonio. Lo que antes estaba reservado a argentinos ricos, ahora también está al alcance de un sector de la clase media. Así que, como dicen en España: ¡Venga! ¡Calculadora y haga sus números!

Si desea recibir asesoramiento personalizado, puede solicitar una videoconferencia o cita presencial con nuestro equipo profesional, en la que se responderán todas sus preguntas y se analizará qué tipo de visa es mejor para usted. La consulta tiene una hora aproximada de duración y honorarios de 100€.  

 

contacto@mbtabogados.com